Bio-Fotónica 

(Cromoterapia Clínica)

 

rapia Clínica
La Bio-fotónica es un a forma de fototerapia médica que sólo emplea las radiaciones de luz que corresponden a la banda visible del espectro electromagnético, excluyendo las radiaciones infrarrojas y ultravioletas de la fototerapia convencional, potencialmente dañinas. Es por lo tanto una técnica de sanación natural (no invasiva) basada en la aplicación de luces monocromáticas de alta intensidad sobre las zonas del cuerpo que necesitan tratamiento.La energía lumínica es absorbida por el organismo a través de la piel, estimulando la actividad celular y produciendo cambios en la bioquímica de los procesos orgánicos.
 
Un ejemplo de fototerapia médica que emplea radiación visible es el tratamiento de la Ictericia en bebes recién nacidos (exceso de bilirrubina en la sangre, un derivado tóxico de la hemoglobina), mediante emisión de luz azul monocromática de 470 a 520 nm (nanómetro)* sobre la piel amarillenta del infante. La bilirrubina que no ha sido procesada por el hígado, todavía inmaduro, es transformada por acción de la luz en isómeros más solubles, los que son eliminados del organismo con mayor facilidad.
 
Un isómero es una molécula que ha variado en estructura y propiedades químicas específicas, pero que mantiene la misma fórmula, componentes y enlaces, de la molécula original. Los isómeros creados por estimulación lumínica pueden servir de nutrientes o transformarse en agentes antibióticos y antivirales, al mismo tiempo participan en complejos procesos bioquímicos de estimulación hormonal.Estas propiedades son empleadas en diversos tratamientos médicos y dermatológicos.
 
Infecciones a la piel de naturaleza bacteriana, como es el caso del acné común, son tratadas mediante exposiciones prolongadas de luz monocromática azul-violeta en la zona afectada. Esta frecuencia cromática actúa sobre la porfirina, sustancia producida por la propia bacteria del acné, creándose un isómero que en su formación produce un radical libre de oxigeno que destruye a la bacteria. El procedimiento se realiza en combinación con luz roja monocromática para regenerar los tejidos dañados.

Fototerapia anti-acné

Fototerapia - regeneracion celular

Los estudios realizados por la NASA confirman que la síntesis de ADN de las células musculares pueden quintuplicarse con la aplicación de luz roja monocromática de frecuencias cercanas al infrarrojo. Esta organización ha desarrollado un proyecto que implementa dispositivos LED (diodos emisores de luz) para generar masa muscular en los astronautas, durante el tiempo que están expuestos a gravedad cero. Se cree que la luz entrega energía directamente a las mitocondrias, activando los procesos naturales de regeneración celular. Enfermedades degenerativas como la artrosis y la artritis reumatoide, pueden verse beneficiadas con este tratamiento.Se sabe también que la cantidad de luz promedio que recibe al día una persona, afecta el funcionamiento de su sistema endocrino, el cual regula las secreciones de hormonas en el organismo. La Luminoterapia, una variante de la Fototerapia, esta basada en la aplicación de luz de alta intensidad por vía ocular para estabilizar alteraciones del ritmo biológico como el denominado Trastorno Afectivo Estacional (TAE), producido por la disminución de luz ambiental en época de invierno y cuyos síntomas son el decaimiento, la irritabilidad y los cuadros de insomnio.

 
 
 
La luz actúa sobre el hipotálamo que comanda el sistema glandular a través de la hipófesis. Las aplicaciones de luz se realizan via ocular, con intensidades moderadas. Otra forma de aplicación se basa en recientes descubrimientos científicos que confirman la existencia de una gran concentración de células fotorreceptoras vinculadas al hipotálamo, ubicadas en la zona de las corvas, tras de las rodillas, que al ser expuestas a la luz, ayudan a equilibrar funciones básicas de esta parte del cerebro.El efecto fotoquímico a nivel de la membrana celular y la creación de isomeros mediante estimulación lumínica son parte de la explicación científica que hay detrás de este procedimiento terapéutico.Teorías más avanzadas, sugieren que las células se comunican entre sí mediante luz visible ultratenue, en pulsos coherentes (biofotones, Dr. Albert Popp). Los biofísicos hablan de enlaces cuánticos que permitirían al organismo acceder a información detallada de su funcionamiento global en cada instante. La luz aplicada sobre el cuerpo tendría entonces un efecto multiplicador de los biofotones que conforman esta red, activando respuestas naturales de autorregulación orgánica.